Después de terminar la Universidad, la tarea que sigue y te tocará repetir -en algunas ocasiones- es buscar trabajo. Por ello, es importante prepararse para dar la mejor impresión en tu primera entrevista.

Para llegar a la entrevista laboral, seguramente ya has presentado tu hoja de vida, la cual debe ser atractiva, concisa y que no supere las dos páginas. Este soporte también te sirve para saber qué aspectos laborales, académicos o conocimientos quieres destacar.
En caso de que sea del interés de la compañía, pueden realizarte una entrevista preliminar, que básicamente es una llamada telefónica o videollamadas en la que le pueden informar sobre condiciones, una segunda cita o salarios.

Infórmate bien antes de asistir

Ahora, en la entrevista es importante informarse sobre la empresa y cargo al que estás siendo llamado a aplicar. Averigua sobre la empresa, el área de trabajo y cómo podrías desempeñarte en el cargo. Estos son aspectos que te pueden preguntar.

Conócete y resalta tus mayores virtudes

Por otra parte, prepárate para responder preguntas relacionadas con tu forma de ser, fortalezas y debilidades. En este apartado también te pueden preguntar sobre tus habilidades blandas; el trabajo en equipo, la comunicación y la flexibilidad son algunas de las más demandadas en el mercado laboral.
Aunque puedes preparar respuestas a posibles preguntas, no se trata de adoptar un “libreto”. El reclutador también busca que seas honesto, fluido, auténtico y específico en tu intervención.

Cómo vestirse para la entrevista

Si la entrevista se hace de manera presencial, procura conocer el código de vestimenta de la empresa o de tu cargo, pero siempre trata de presentarse con un aspecto limpio y ordenado.

¿Qué hacer con los nervios?

Muchas personas recurren a técnicas de relajación o a un ensayo previo para dominar los nervios. No obstante, la primera entrevista laboral es una situación completamente nueva y retadora para el candidato que puede desarrollarse de muchas maneras, por lo cual es normal tener miedo e incertidumbre.

¿Las entrevistas virtuales son más fáciles?

Si eres citado por medio de una videollamadas a una entrevista laboral, los nervios pueden disminuir, ya que no hay que lidiar con problemas de movilización y transporte, contratiempos y la figura intimidante del entrevistador.

Aun así, se deben tener en cuenta otros aspectos como la conectividad, el ambiente, distractores y buenos dispositivos para que la entrevista se realice sin interrupciones.

Para finalizar, te proporcionamos una serie de preguntas que suelen enfrentar los recién graduados y que pueden servirte en tu preparación:

  1. ¿Por qué decidió estudiar su carrera?
  2. ¿Qué expectativas tiene del trabajo?
  3. Describa una situación donde debió aprender a hacer cosas diferentes. ¿Cómo se sintió y qué tuvo que hacer?
  4. Describa una situación en la que debió trabajar en equipo. ¿Cuál fue su aporte y qué resultados obtuvo?
  5. ¿Cómo se visualiza en dos o tres años?
  6. ¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?
  7. ¿Qué no le gusta de su forma de ser?
  8. ¿Por qué le interesa este cargo y por qué cree que puede ocuparlo?

Si le intereso este contenido compártalo con sus colaboradores y haz clic aquí para conocer nuestros servicios.

Servicio al cliente

Servicio al cliente

Solicite un asesor