La imposición a la que se han visto obligadas las empresas en medio de la emergencia sanitaria por el COVID 19,  ha llevado a las compañías a implementar el teletrabajo como una opción para mantener sus empresas, disminuir el impacto económico y evitar despidos masivos de sus trabajadores. Esta crisis constituye un gran reto  para implementar  herramientas que apoyen la transformación digital y el teletrabajo.

Por esta razón, en Asertempo Colombia, compañía líder en  gestión de talento y recursos humanos, hacemos algunas recomendaciones para implementar el teletrabajo con el objetivo de fomentar el desarrollo integral y sostenible de la compañía y de los empleados en tiempos de crisis.

Compromiso Institucional.

Es importante destacar que es necesario contar con el apoyo y la voluntad de los altos directivos de las compañías usuarias, para establecer estrategias encaminadas a la ejecución del teletrabajo, con el propósito de realizar una planeación compartida que permita cumplir los objetivos de la compañía usuaria y de sus colaboradores.

Evaluación del personal.

No todos los empleados se adaptan a esta modalidad de teletrabajo fácilmente, por esto es fundamental potencializar las siguientes cualidades: capacidad de concentración, automotivación, organización del tiempo, se debe procurar que los colaboradores tengan sentido de pertenencia con la compañía y así lograr un beneficio mutuo.

Identificar y evaluar los factores de riesgo psicosocial.

En situaciones de aislamiento obligatorio al cual nos hemos venido enfrentando, se pueden producir altos niveles de estrés y ansiedad, dando lugar a conductas inadecuadas en su círculo familiar y laboral, por esa razón la empresa debe contar con un aliado especializado en el análisis de los riesgos psicosociales a través del manejo de herramientas adecuadas que ayuden a identificar variables en estos aspectos, sumado a otros elementos de apoyo tal como las visitas domiciliarias, para determinar si existen posibles riesgos del entorno, del manejo de relaciones familiares y sociales que ofrezcan como resultado, la disminución de factores de riesgo en el rendimiento del trabajador en su nuevo esquema laboral.

Finalmente esta crisis ha permitido que las empresas y los trabajadores se enfrenten a grandes retos a nivel organizacional y replanteen  el modelo de teletrabajo como un nuevo estilo de vida laboral, que les permita a las organizaciones,  reducir los costos fijos en infraestructura y servicios públicos, aumentar la productividad con la implementación del trabajo por objetivos, inexistencia del ausentismo laboral y  disminución con los problemas de convivencia entre los trabajadores y sus familias.

Si le intereso este contenido compártalo con sus colaboradores y haz clic aquí para conocer nuestros servicios.

Servicio al cliente

Servicio al cliente

Solicite un asesor