Se considera un trabajo temporal aquel que tiene una duración determinada. La contratación de personal para un empleo de estas características puede hacerla directamente la empresa, que busca y selecciona al trabajador, o a través de empresas de trabajo temporal, también conocidas como ETT. Estas empresas se encargan de contratar a los trabajadores y de “cederlos”, con carácter temporal, a otras para la prestación de un servicio.

Generalmente, la contratación temporal responde a una necesidad puntual de una empresa para cubrir determinados puestos de trabajo originados por bajas de enfermedad, maternidad o paternidad de sus trabajadores, acumulación puntual de tareas, exceso de trabajo en periodos concretos, proyectos de implementación, sustitución en periodos vacacionales o externalización de servicios.

El trabajo temporal puede ser muy beneficioso para los trabajadores, sobre todo en lo que respecta a formación, flexibilidad, adquisición de experiencia y movilidad. Otras de las ventajas de tener un contrato temporal son:

  • Facilita el primer empleo: Los contratos temporales permiten a un gran número de personas acceder al mercado laboral por primera vez, algo indispensable para labrarse un futuro profesional.
  • Permite adquirir experiencia en diferentes sectores: Los trabajos temporales son una manera eficaz de desarrollar competencias y obtener experiencia profesional en diferentes ámbitos, servicios y productos. Esto permite a los trabajadores focalizarse en el sector que más le interese y favorece su formación a corto y medio plazo.
  • Agiliza la creación de una red de contactos profesionales: Una de las ventajas del trabajo temporal más relevantes para el trabajador es la posibilidad de conocer a otros profesionales y de establecer una red de contactos potente y útil de cara a su futuro.
  • Acceso a pymes y grandes empresas: En algunas ocasiones, un trabajo temporal puede ser el inicio de una relación profesional con una empresa. De hecho, en muchas ocasiones existe la posibilidad de encadenar distintas contrataciones para distintas empresas de un mismo sector, lo que eleva significativamente las posibilidades de incorporación al mercado y acabar en un contrato fijo. Ésta es otra de las ventajas de tener un contrato temporal más importantes para los trabajadores.

Si le intereso este contenido compártalo con sus colaboradores y haz clic aquí para conocer nuestros servicios.

Servicio al cliente

Servicio al cliente

Solicite un asesor