En el mercado laboral los conocimientos, los idiomas, las habilidades blandas y competencias son muy importantes al momento de conseguir un trabajo, y al buscar este sin tener experiencia se vuelve una misión complicada. Las empresas por lo general buscan recorrido en los candidatos, sin embargo, es importante que también puedas acudir a la creatividad, preparación y conocimiento para quedarte con una oferta laboral.

La mejor recomendación para llenar esta falta de experiencia es ser estratégicos desde el principio, es ideal que se tengan claras las razones por las que quiere este empleo y que tenga el conocimiento así no tenga la experiencia, que se note su emoción y ganas por trabajar. Al tener definido lo que ha pasado y hacia dónde se quiere proyectar, no se pierde el tiempo en ofertas con las que no hay una motivación en lo que eres como profesional o quieres ser, lo otro es tener la voluntad y ganas de aprender, de fomentar otras cualidades y no dejar de capacitarse  por medio de diversas fuentes para así ofrecer un valor a la empresa.

Según la Oficina de Egresados y Desarrollo Profesional de la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes, la apuesta que debes hacer para  alcanzar  un trabajo a pesar de no tener experiencia es tener estas  cinco habilidades puntuales.

La primera es la aprendibilidad característica que, según el Foro Económico Mundial, es una de las competencias que las empresas consideran indispensables a la hora de tener en cuenta un perfil laboral, pues cumple una doble función: contribuye al desarrollo de conocimiento de la persona y al mismo tiempo genera valor a la compañía.

La segunda habilidad que debes tener y destacar en tu hoja de vida es la creatividad, pues para las empresas gestar y generar nuevas ideas es valioso, al igual que mantener la innovación en sus procesos. Ofrecer servicio al cliente y tener la capacidad de entregar soluciones integrales dependiendo de cada una de  las necesidades, es valorado en empresas de venta de productos y servicios.

Otras dos características que son valoradas por los empleadores son buena comunicación verbal y escrita  pues sin importar el cargo es fundamental que los aspirantes demuestren que pueden articular y tener desarrollada la habilidad de expresarse correctamente. Y la última competencia, pero no menos importante, es la capacidad de resolución de problemas, servir de mediador y abordar estratégicamente problemas en ambientes volátiles, inciertos, complejos y ambiguos.

Si le intereso este contenido compártalo con sus colaboradores y haz clic aquí para conocer nuestros servicios.

Servicio al cliente

Servicio al cliente

Solicite un asesor