Las herramientas manuales son aquellos utensilios de trabajo utilizando generalmente de forma individual y que requiere para sus actividades laborales. Existen herramientas manuales, pero las que tienen un uso más extendido las podemos subdividir en: Cuchillos, hachas, destornilladores, llaves, tenazas, alicates, martillos, cinceles, etc

Las medidas preventivas para el uso de herramientas manuales se pueden dividir en tres grupos:

1.Fase de diseño:

Las herramientas que se utilizan deben adaptarse a la mayoría de los trabajadores. Desde el punto de vista ergonómico, deben cumplir una serie de requisitos básicos para que sean eficaces.

2.Prácticas de seguridad asociadas a su uso:

Los trabajadores no siempre saben utilizar de manera correcta las herramientas manuales por eso se les debe dar capacitación del uso de ellas.

3.Programa de seguridad para la gestión de las herramientas:

Para reducir los accidentes producidos por las herramientas manuales se requiere una adecuada utilización una gestión adecuada de las mismas mediante la implementación de un programa de seguridad que contemple las siguientes fases: Adquisición herramientas de calidad acordes al tipo de trabajo a realizar; Adiestramiento de los trabajadores en el uso correcto de las herramientas es fundamental para evitar los accidentes; Control y almacenamiento nos ayuda a que todas las herramientas se encuentren en perfecto estado; Mantenimiento cuando encontremos una herramienta deteriorada, la reparación deberá realizarla personal especializado, evitando efectuar reparaciones provisionales; Transporte de las herramientas con precaución.

Recomendaciones generales: Conserve sus herramientas en buenas condiciones de uso, pidale a sus jefes que le den un enterramiento de uso de las herramientas para que no tenga accidentes laborales.

Si le intereso este contenido compártalo con sus colaboradores y haz clic aquí para conocer nuestros servicios.

Servicio al cliente

Servicio al cliente

Solicite un asesor