Una entrevista puede ser una situación muy estresante para cualquier postulante, así que es necesario aprender a calmarse.

Llega el día de la tan ansiada entrevista y eres un manojo de nervios. Es algo comprensible, pero quieres dar tu máximo potencial para impresionar al reclutador. Aquí te decimos como evitar ser un manojo de nervios.

  1. Ve a caminar. Llega con unos 15 o 20 minutos de antelación y da la vuelta por un parque o una zona tranquila para relajarte.
  2. Respira. Tómate un tiempo, exhala e inhala. Trata de pensar en tus respuestas, en que todo irá bien y calma a tu cuerpo.
  3. Prepárate para la peor situación. Ten presentes distintos escenarios por si ocurre lo peor, así estarás preparado para todo.
  4. Haz una hoja de apoyo. Si te sientes nervioso, ten una hoja donde escribas las respuestas a las preguntas más clásicas.
  5. Aliméntante bien. Come algo que te aporte energía para la entrevista. No comas nada pesado o que pueda molestar tu estómago.
  6. Llama a alguien de confianza. Muchas veces necesitamos que un ser querido o amigo nos de palabras de aliento antes de una entrevista.
  7. Escucha música. Trata de relajarte al ritmo de tu música favorita, así los nervios se disiparán.
  8. Recuerda que es solo una conversación. No es el fin del mundo y no habrá problema si fallas en algo. Recuerda que debes aprender de tus errores, asi que no te estreses por ello.

Si le intereso este contenido compártalo con sus colaboradores y haz clic aquí para conocer nuestros servicios.

Servicio al cliente

Servicio al cliente

Solicite un asesor