La electricidad puede ser mortal. Los electricistas deben prevenir los riesgos eléctricos, el personal de construcción y remodelación debe saber de seguridad eléctrica para aprender a reconocer, evaluar y controlar los peligros, como es el caso de los cables eléctricos aéreos, las conexiones a tierra deficientes, los circuitos recargados y el aislamiento defectuoso.

La electricidad viaja por un circuito cerrado y si alguien accidentalmente entra a formar parte de ese circuito eléctrico, la corriente fluye por su cuerpo y puede sufrir una descarga eléctrica y graves quemaduras. La gravedad de la descarga depende de la cantidad de corriente que fluya por el cuerpo, el camino que siga la corriente por el cuerpo, el tiempo que el cuerpo esté en el circuito, el voltaje y la cantidad de humedad en el ambiente. Los efectos pueden variar desde un cosquilleo hasta quemaduras graves y un infarto cardíaco.

Evite sobrecargar los circuitos eléctricos

Cuando hay demasiados dispositivos enchufados a un circuito, los cables pueden recalentarse. Un dispositivo de protección contra sobrecargas como un interruptor de circuito o una caja de fusibles evita que esto suceda, porque abre inmediatamente el circuito si detecta un exceso de la tasa de corriente del equipo o de los cables. Este exceso de corriente puede ser provocado también por un cortocircuito o un equipo con fallas. Investigue la causa y arregle el problema antes de seguir trabajando.

Los peligros de un entorno mojado

El agua, e incluso el sudor, pueden actuar como conductores de la electricidad. No trabaje en circuitos ni use equipos eléctricos en áreas húmedas o mojadas. Para prevenir riesgos eléctricos, cubra los pisos mojados con tablas de maderas que puedan mantenerse secas. Utilice calzado con aislamiento y mantenga las manos secas cuando enchufe y desenchufe cables eléctricos.

Si le intereso este contenido compártalo con sus colaboradores y haz clic aquí para conocer nuestros servicios.

Servicio al cliente

Servicio al cliente

Solicite un asesor