Tener un currículo al día te permite participar en procesos de selección de manera más efectiva. Aquí te indicamos los elementos que debes mejorar para tu hoja de vida en este 2022.

La estructura de la hoja de vida

No presentes el documento como si fuera una carta o un simple comunicado. Lo ideal es que organices tus datos básicos, experiencia laboral, competencias, formación académica y demás por categorías o ‘divisiones’.

Recuerda siempre poner en orden, de la más reciente a la más antigua, tu experiencia laboral; esto también aplica para tu formación académica. Utilizar fechas permite calcular tus años de experiencia y permanencia en las empresas.

En otro apartado, puedes poner tus datos de contacto: nombres y apellidos, correo electrónico y número telefónico de contacto. No es necesario incluir tu número de identificación, edad o redes sociales personales. 

Perfil profesional

Dedícale un párrafo breve al comienzo del currículo a compartir quién eres como profesional o trabajador. En unas pocas líneas deberías ser capaz de darte a conocer con el reclutador de forma llamativa, clara y convincente.

¿Cuál es tu fuerte profesional, qué cualidades te definen y tus conocimientos más destacables? Respuestas a estas preguntas son válidas, así como incluir palabras clave que se relacionen con la oferta o empleo que estás buscando.

Logros

Por experiencia laboral o en una categoría por separado, puedes enlistar aquellas metas u objetivos alcanzados en tus empleos, por ejemplo: “cumplimiento al 100% del presupuesto acordado” o “crecimiento de la adquisición del producto o servicio durante el año”.

Si eres capaz de describir de manera cuantitativa tu aporte a anteriores empresas, esto te sumará puntos frente a otros candidatos.

La foto

Algunos expertos sugieren que ya no es necesario utilizar una foto para la hoja de vida. Si decides hacerlo no optes por imágenes como la de tu cédula o muy antiguas.

Es aconsejable utilizar fotografías actuales y acordes con el perfil profesional, así como a la vacante que te interesa. Por ejemplo, si aspiras a cargos directivos, no deberías elegir una fotografía de un paseo, con más personas o en ropa informal.

Palabras claves

Hoy en día es vital la similitud de los requisitos de la vacante con lo descrito en la hoja de vida. De esta forma, el reclutador podrá encontrar puntos de semejanza que te conviertan en el candidato ideal para ocupar el cargo.

De hecho, en portales como elempleo.com ya se hace ese ‘match’ entre las palabras claves de la oferta de empleo con la hoja de vida de los candidatos. De esta forma, los reclutadores encuentran los perfiles idóneos para llenar sus vacantes.

Un perfil alejado de lo requerido en la oferta laboral puede ser descartado prontamente.

Un portafolio 

En caso de que quieras mostrar tus trabajos, proyectos o piezas que te distinguen como profesional (arquitecto, diseñador, realizador, entre otros) puedes dedicar un espacio a tu hoja de vida para resaltar los más importantes.

Recuerda que cuando guardas un archivo en PDF, tienes la opción de suministrar enlaces externos a páginas donde tengas publicados tus trabajos; así te puedes ahorrar un buen espacio.

La importancia de tener actualizada la hoja de vida

Las empresas tienen la opción de filtrar -a los candidatos- según la fecha de actualización de su hoja de vida. Es decir, quienes la hayan actualizado recientemente tendrán más oportunidades de ser vistos.

Si no actualizas tu hoja de vida desde hace 6 meses, es indispensable que lo hagas para aumentar la posibilidad de ser seleccionado.

En el portal tienes la opción de describir tu experiencia laboral, formación académica, datos de contacto, habilidades y añadir documentos importantes en formato PDF o DOC.

Finalmente, no olvides incluir en tu currículo otros aspectos importantes como los idiomas que dominas, herramientas informáticas, certificados y referencias profesionales.

Si le intereso este contenido compártalo con sus colaboradores y haz clic aquí para conocer nuestros servicios.

Servicio al cliente

Servicio al cliente

Solicite un asesor