Sin duda es difícil suplir a un miembro importante de su compañía.
Al instante de recibir la noticia sobre su renuncia o su salida, es posible sentir diversas emociones que pueden manifestarse como angustia, al pensar en cómo reaccionará el resto del equipo.

Por esta razón, cuando estas a cargo dentro de una organización, es importante que enfrentes estas situaciones de la mejor forma, debido a que con la seguridad que respondas ante este evento, podrás influir de X o Y manera en los demás miembros de la compañía, generando posibilidades de reflexión dentro del equipo.

De igual forma debes revisar tus propias reacciones, ya que si intentas comunicar un mensaje positivo, pero tus emociones demuestran lo contario, tu lenguaje corporal se verá afectado y provocará reacciones entre sus colaboradores, que no generaran la credibilidad que esperas transmitir.

Cuando se haya reflexionado sobre la reacción, se puede trabajar a través de un proceso que podría minimizar el hecho de la salida de algún miembro del equipo.
Un buen comienzo puede ser celebrar el nuevo desafío que emprenderá la persona que se va y el reto que deberá adquirir la persona que lo reemplaza, en tanto hay de por medio unos objetivos organizacionales que se deben cumplir en equipo.

Se recomienda tomar un tiempo dentro de la jornada para dedicar unas buenas palabras a la persona que formó parte del equipo y compartir sus experiencias, las cuales hayan podido contribuir con los miembros de la organización en pro de los objetivos.

Si está interesado en implementar y adoptar el modelo de teletrabajo en su organización contáctenos

Servicio al cliente

Área comercial

Solicite un asesor